Licencias Libres y “Libres”.

Recordando un tópico esencial que varias veces ha sido mencionado en las charlas de la comunidad GUL-NIC, nació mi inquietud por lo que son las licencias que definen a un software como libre o privativo;como resultado me encontré con lo obvio, el asunto no es nada facil, puesto que envuelve muchas disyuntivas para definir claramente el grupo de pertenencia.

La ambigüedad de la palabra libertad en el tema del software libre ha causado innumerables cuestionamientos a la filosofía que define este movimiento, puesto que para los no tan sabios en el tema -como yo- es fácil confundirse al momento de declarar si la distro que usan esta validada por una licencia libre o solo es OS (código abierto por sus siglas en ingles), lo cual no precisamente significaría que es libre.

Pero bueno, arriesgando un poco a continuación explicaré mas o menos las principales licencias utilizadas para declarar a un software como libre, o si es solamente código abierto.

Primero lo primero: Que es una licencia de software?

Una licencia de software es un contrato entre el licenciante (autor/titular de los derechos de explotación/distribuidor) y el licenciatario del programa informático (usuario consumidor /usuario profesional o empresa), para utilizar el software cumpliendo una serie de términos y condiciones establecidas dentro de sus cláusulas.

Las licencias libres están divididas en dos grandes segmentos:

– Las aprobadas y reconocidas por la FSF (Free Software Fundation).
– Las reconocidas por la OSI (Open Source Initiative).

Dicho esto vamos al asunto confuso….

Licencias reconocidas por la Free Software Fundation.

Licencia GPL

Una de las más utilizadas es la Licencia Pública General de GNU (GNU GPL). El autor conserva los derechos de autor (copyright), y permite la redistribución y modificación bajo términos diseñados para asegurarse de que todas las versiones modificadas del software permanecen bajo los términos más restrictivos de la propia GNU GPL. Esto hace que sea imposible crear un producto con partes no licenciadas GPL: el conjunto tiene que ser GPL.

Es decir, la licencia GNU GPL posibilita la modificación y redistribución del software, pero únicamente bajo esa misma licencia. Y añade que si se reutiliza en un mismo programa código “A” licenciado bajo licencia GNU GPL y código “B” licenciado bajo otro tipo de licencia libre, el código final “C”, independientemente de la cantidad y calidad de cada uno de los códigos “A” y “B”, debe estar bajo la licencia GNU GPL.

Existen varias licencias compatibles con la GPL, como la licencia de documentación libre de GNU o GFDL,la MGPL, o la LGPL.

Licencia AGPL

La Licencia Pública General de Affero (AGPL por sus siglas en ingles) es una licencia copyleft derivada de la Licencia Pública General de GNU diseñada específicamente para asegurar la cooperación con la comunidad en el caso de software que corra en servidores de red.

La licencia AGPL fue diseñada para cerrar la evasión de los proveedores de servicios de aplicación a la licencia GPL ordinaria, que no obliga la distribución del código fuente cuando el software licenciado con GPL sea usado para dar un servicio, típicamente aplicaciones web. Esta licencia tiene una cláusula nueva que añade la obligación de distribuir el software si éste se ejecuta para ofrecer servicios a través de una red de ordenadores.

Licencia BSD

Llamadas así porque se utilizan en gran cantidad de software distribuido junto a los sistemas operativos BSD. El autor, bajo tales licencias, mantiene la protección de copyright únicamente para la renuncia de garantía y para requerir la adecuada atribución de la autoría en trabajos derivados, pero permite la libre redistribución y modificación, incluso si dichos trabajos tienen propietario. Son muy permisivas, tanto que son fácilmente absorbidas al ser mezcladas con la licencia GNU GPL con quienes son compatibles. Puede argumentarse que esta licencia asegura “verdadero” software libre, en el sentido que el usuario tiene libertad ilimitada con respecto al software.

licencia WTFPL

La licencia WTFPL (Do What The Fuck You Want To Public License) es una licencia de software libre extremadamente permisiva y muy poco usada.

Ésta permite redistribuir y modificar el software bajo cualquier término y le permite “hacer lo que le dé la gana”. La licencia fue aprobada como una licencia compatible con la GNU General Public License y de software libre por la Free Software Foundation.

Licencia Copyleft

El nombre surge como oposición al copyright tradicional. Se considera que una licencia es copyleft cuando además de otorgar permisos de copia, modificación y redistribución de la obra protegida, contiene una cláusula que impone la misma licencia a las copias y a las obras derivadas.

Sus partidarios la proponen como alternativa a las restricciones que imponen las normas planteadas en los derechos de autor, a la hora de hacer, modificar y distribuir copias de una obra determinada. Se pretende garantizar así una mayor libertad para que cada receptor de una copia, o una versión derivada de un trabajo, pueda, a su vez, usar, modificar y redistribuir tanto el propio trabajo como las versiones derivadas del mismo.

Licencia CC

Las licencias Creative Commons o CC están inspiradas en la licencia General Public License (GPL) de la Free Software Foundation. No son, sin embargo, un tipo de licenciamiento de software. La idea principal es posibilitar un modelo legal ayudado por herramientas informáticas, para así facilitar la distribución y el uso de contenidos.

**Cabe mencionar que algunas de estas como la licencia BSD también son compatibles con la Open Source Initiative.

Licencias reconocidas por la Open Source Initiative.

Licencia Copyleft.

El nombre surge como oposición al copyright tradicional. Se considera que una licencia es copyleft cuando además de otorgar permisos de copia, modificación y redistribución de la obra protegida, contiene una cláusula que impone la misma licencia a las copias y a las obras derivadas.

Sus partidarios la proponen como alternativa a las restricciones que imponen las normas planteadas en los derechos de autor, a la hora de hacer, modificar y distribuir copias de una obra determinada. Se pretende garantizar así una mayor libertad para que cada receptor de una copia, o una versión derivada de un trabajo, pueda, a su vez, usar, modificar y redistribuir tanto el propio trabajo como las versiones derivadas del mismo.

Licencia MPL

La MPL es Software Libre y promueve eficazmente la colaboración evitando la denominación GPL (si usas código licenciado GPL, tu desarrollo final tiene que estar licenciado GPL).

Desde un punto de vista del desarrollador la GPL presenta un inconveniente en este punto, y lamentablemente mucha gente se cierra en banda ante el uso de dicho código. No obstante la MPL no es tan excesivamente permisiva como las licencias tipo BSD. Estas licencias son denominadas de copyleft débil. En el espectro de las licencias de software libre se la puede considerar adyacente a la licencia estilo BSD, pero perfeccionada.

Licencia Beerware

Beerware es un termino de licencia de software otorgado bajo términos muy libres. Provee al usuario final el derecho a un programa particular (y hacer lo que quiera con el código fuente). Si el usuario considera el software útil, se le exhorta a comprarle al autor una cerveza “para devolver el favor”. El termino fue inventado por John Bristor en Pensacola, Florida el 25 de abril de 1987.

Licencias abstractas.

Otherware, algunas veces llamado requestware, es un termino común usado para referirse al software que no es distribuido como freeware, shareware o software comercial. Usualmente, el software otherware le pide al usuario hacer otras cosas en vez de pagar por la licencia de uso del software; de otra forma podría considerarse, como un tipo de freeware. La acción que le pide al autor al usuario no le reporta beneficios al usuario, aunque, el autor no puede realmente confirmar que el usuario realmente hizo lo que el autor pide.

Tipos de otherware:

-Abandonware.
-Careware.
-Catware.
-Donateware.
-Greenware.

Para cerrar el tema, es muy importante analizar al distro que utilizas las aplicaciones con las que trabajas para que te puedas dar cuenta con que tipo de licencia estas tratando y si puedes realizar modificaciones profundas sin incurrir en infracciones hacia la ética, que al fin y al cabo es lo unico que es nuestro de forma inalienable.